Estás leyendo:

¿Qué es un envío por pagar?

Novedades

20 de septiembre 2018

Conoce el servicio de envíos por pagar y sus condiciones.

¿Tienes que enviar una encomienda o un documento, pero no cuentas con el dinero o necesitas que el destinatario pague? ¡No hay problema! Te presentamos Envíos por pagar, lo que significa que el remitente envía… pero paga quien recibe.

Con este servicio puedes enviar encomiendas o sobres con documentos desde cualquiera de nuestras sucursales a lo largo del país. Sin embargo, no puedes hacer envíos hacia todas, lo que quiere decir que el destinatario no podrá recibir ni pagar en aquéllas que no están habilitadas. (Revisa el listado al final de este post). Ojo, porque tampoco puedes enviar a un domicilio particular.

Una vez que tu envío llega a la sucursal escogida, el destinatario podrá retirarlo una vez que haya pagado el costo del servicio (que corresponde al valor propio del envío más el 10% del mismo). Como existe un plazo de 5 días hábiles para ir a buscarlo, es recomendable tener a mano el número de orden de transporte, con el que se puede hacer seguimiento online en nuestro sitio web.

Recuerda que:

  • Si eres el remitente: debes incluir el nombre completo, teléfono y correo electrónico del destinatario, quien debe ser una persona natural y mayor de edad. Además, te recomendamos compartir con él o ella el número de la orden de transporte (así, ambos podrán estar atentos).
  • Si eres el destinatario: al momento de retirar un documento o encomienda a tu nombre, debes presentar tu cédula de identidad. Entregaremos el envío a una tercera persona sólo si ésta cuenta con un poder simple del destinatario, y presenta su cédula de identidad.

Si el envío no es retirado en los 5 días hábiles posteriores a su llegada, será devuelto al remitente, quien tendrá que pagar, en la sucursal de origen, el costo del servicio. Para esto tiene un plazo de dos meses, pasado los cuales se considerará en abandono.